Santo Domingo

Esta hermosa ciudad ubicada en una isla en el medio del Mar Caribe, tiene muchas cosas interesantes que ofrecernos. Para comenzar, usualmente cuando la gente habla de República Dominicana (el cual es un país que comparte la isla de Santo Domingo con Haití) piensa en playas como Punta Cana o Bávaro. Y no están equivocados, esas playas son esplendidas. Pero se quedan solamente en esas ciudades y no suelen salir a conocer más de la isla. Como es el caso de su cuidad capital: Santo Domingo.

 Al contrario de lo que pensaba cuando llegue a Punta Cana, Santo Domingo es una ciudad muy grande comparada con todas las demás que hay en el país y tiene absolutamente todo. ¿Por qué digo que tiene todo? Porque al llegar, encontré un sin número de restaurantes, spas, centro comerciales, bares y discotecas. Y cada uno localizado en lugares diferentes y con ambientes distintos. Por ejemplo, uno de mis lugares preferidos fue la Zona Colonial. La cual actualmente se encuentra en remodelación, pero al ver cómo están quedando las calles me parece que todo estará hermoso para cuando vuelva. En la Zona Colonial se encuentra un lugar llamado el Alcázar Colón, donde al parecer vivió Diego Colón en tiempos de la colonización. Es un museo pequeño y hermoso que vale la pena ver. Yo tuve la suerte de quedarme en un hotel que se encuentra cerca, por lo que me tocó verlo de día y de noche. De noche se ilumina de manera espectacular y da un aire europeo increíble el lugar. Aparte de que justo en frente hay muchos restaurantes de comida deliciosa que es acompañada de música en vivo por varios artistas que deambulan con sus guitarras las calles y tocan lo que quieras a cambio de una cooperación.

 

 Mientras que al otro extremo de la cuidad se encuentra un sector llamado Piantini, donde descubrí que tiene un lado moderno increíble. Fui a comer a lugares como Marea, SBG y Laurel los cuales tienen un ambiente joven muy animado y se disfruta de música muy buena. Justo en este sector y sus alrededores es que pude encontrar centros comerciales enormes (por lo que escuche son los más grandes del Caribe) y miles de tiendas para ir a comprar. También pude ver las típicas cadenas de restaurantes que usualmente puedes encontrar como Chillies y Fridays. Pero hay una en específico de origen dominicano que me encanto, Chef Pepper. Pues este restaurante tiene un menú bastante barato y delicioso. Aparte de que cada sucursal tiene un mercado donde puedes comprar los cortes y hacerlos en tu casa sin problema.

 

 La comida en este país me pareció increíble. Cuando llegue pensé que no iba a encontrar nada mejor que en mangú, y me sorprenden con un puré de yuca y luego uno de batata. Este país tiene un sin número de tubérculos que sabe explotar a la perfección en muchos platillos dulces, salados y combinados. Los combinan con pescado, mársicos, carnes rojas y blancas haciendo que la gastronomía sea muy variada. Sin lugar a dudas, vale mucho la pena visitar Santo Domingo y caminar por el Malecón al atardecer (si te gusta hacer ejercicio, hay gimnasios al aire libre y puedes hacer tu rutina mirando el mar) o tener un picnic en el jardín botánico (el cual tiene una variedad increíble de flores y esta hermoso). Muy recomendable esta ciudad y también, claro, las hermosas playas que caracterizan tanto este país. 

 

To leave a comment, please sign in with
or or

Comments (0)