Decisiones

Muchas veces escuche a gente frustrarse y no poder cumplir sus sueños por no tener suficiente dinero. Veo como se les va la vida trabajando de sol a sol, descuidando a sus familias, hijos e inclusive ellos mismos, por no poder hacer los que les gustaría. Siempre con el deseo de tener más, y a la larga no tener suficiente tiempo para disfrutar de lo logrado.

Yo decidí hacerlo distinto y me puse un objetivo grande. Ir al sudeste asiático con un presupuesto mínimo. Mi sueldo no me alcanzaba para darme ese lujo, y para el momento que pudiese juntar el dinero necesario, ya se me habría pasado la sed de aventura. Y no puedo permitirme ser un frustrado más.

 

Durante un año trabaje, lo más que pude para juntar para el pasaje. Comencé a perseguir todo tipo de páginas aéreas que ofrecen promociones como skyscanner, también investigar cuales son las temporadas en las que me convenía viajar y los destinos más económicos. Con pasaje en mano, empecé a decidir que quería recorrer en esos tres meses que me quedaría por esas tierras y lo más importante a través de couchsurfing, encontrar gente que me hospedara. Mi equipaje incluyo hamaca y una pequeña carpa. Lo cual abarato terriblemente cualquier tipo de gastos en alojamiento.  

To leave a comment, please sign in with
or or

Comments (1)